Antecedentes

En el año 2001 se creó la dirección de Evaluación y seguimiento, como respuesta a las políticas nacionales implementadas por el gobierno federal desde los años noventa, en las cuales se establecía la evaluación de los programas educativos, la evaluación de los egresados, su medición, su impacto a nacional, con estas características se creó la dirección de evaluación.

Las principales  funciones establecidas fueron; la coordinación y promoción de los procesos de evaluación, acreditación y medición de los impactos de los programas académicos del nivel licenciatura y su seguimiento por organismos externos, como son los Comités Interinstitucionales para la Evaluación de la Educación Superior (CIEES) y los organismo acreditadores reconocidos por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES), en cuanto a la evaluación de alumnos se plantearon dos evaluaciones, transcurso y egreso, siendo solamente el de egreso el que logró implementarse a través del Examen de Egreso a la Licenciatura(EGEL), aplicado por el Centro Nacional de Evaluación (CENEVAL), el examen que se implementó como medida de evaluación de egreso de los futuros profesionistas  en la Universidad.

La Dirección de Evaluación y Seguimiento continuo sus funciones hasta el año 2014, realizando la gestión, coordinando la evaluación de los programas educativos con las Unidades Académicas y Facultades de la Universidad, de la misma forma se realizó la gestión y la coordinación de la aplicación del EGEL. En el año 2014 se definió que la Dirección de Evaluación ya no existiera y los dos procesos principales que se realizaban, fueran introducidos en la Dirección de Desarrollo Curricular como parte del proceso completo de implementación y seguimiento de los programas educativos.