​​​ANTECEDENTES​

Durante la época del gobierno colonial en Nuevo Santander existieron escuelas de primeras letras como en las otras provincias del norte de la Nueva España, escuelas que se fundaron únicamente en las villas más importantes y con carácter particular, pues no se prestó atención al ramo de instrucción pública hasta que se promulgó la Constitución liberal expedida en Cádiz, España, en 1812, que tuvo vigencia limitada a breves períodos en 1813 y 1814 y de 1820 a 1821.

Al consumarse la Independencia, después de consolidarse la República y adherirse los estados al pacto federal, surgió el imperativo de organizar la instrucción pública y capacitar personal para dirigir la entidad, que se llamaría Estado Libre y Soberano de las Tamaulipas. Se estableció para tales fines en Ciudad Victoria en 1828 un plantel de tipo lancasteriano que formó la primera generación de maestros normalistas al servicio de la educación estatal. Se fundó también en dicha capital el mismo año una Escuela de Artes y Oficios de carácter correccional y en 1830 se decretó la creación del Instituto Hidalguiano​ Tamaulipeco para impartir instrucción "literaria" y "científica" con fondos públicos, iniciando sus actividades con cátedras de latinidad y retórica. Este primer centro de educación superior tuvo una breve existencia, pero su establecimiento dejó señalado importante antecedente.

En febrero de 1846 el gobierno departamental autorizó la iniciación en Ciudad Victoria de una cátedra de gramática castellana y latina a cargo del párroco José Guillermo Martínez, cuya impartición constituyó un importante paso en la historia de la educación media en Tamaulipas.

Al dirigir al estado el licenciado y general Juan José de la Garza, fundó en Matamoros el Instituto Literario de San Juan, consagrado a la enseñanza superior. En 1889 el gobierno del Ing. Alejandro Prieto autorizó al instituto para impartir "los cursos de derecho necesarios para la abogacía", siguiendo el plan de estudios de la Escuela Nacional de Jurisprudencia de México. El instituto permanecería en funciones hasta 1913. También en Matamoros se fundó en el año de 1890 una Escuela Normal para profesores que rindió frutos muy valiosos para la educación.

​El 6 de enero de 1873 se llevó a cabo en Ciudad Victoria la apertura del Colegio Seminario fundado por el señor Ignacio Montes de Oca y Obregón, primer obispo de Tamaulipas; se establecieron programas de estudios para las facultades de Teología, Derecho y de Filosofía y Humanidades, incluyéndose dentro de las cátedras correspondientes a los estudios jurídicos, clases de Derecho Canónico, Derecho Romano, Derecho Patrio, Derecho Criminal, Economía Política, Derecho Natural y Derecho de Gentes. Este seminario fungió hasta la salida del señor Montes de Oca el año de 1880.


 

Bibliografía: Zorrilla, J. F. (1993). Reseña histórica de la Universidad Autónoma de Tamaulipas 1956-1993. Ciudad Victoria: UAT-Instituto de Investigaciones Históricas.